EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ 2018

Con la fiesta del 14 de septiembre comienza el curso de la Hermandad Universitaria. Se eligió este día por ser antaño fiesta de gran relevancia en Jerusalén, en la que se conmemoraba de modo especial la Muerte y Resurrección de Cristo, en torno a la Cruz. El 13 de septiembre de 335 se dedicaron las dos iglesias construidas por el emperador Constantino, la basílica del Martyrium, junto al Calvario, y la rotonda de la Anástasis, en el Santo Sepulcro. Al día siguiente, 14 de septiembre, se colocó en el Calvario la reliquia de la Vera Cruz, que había sido encontrada por Santa Elena en una cisterna que quedaría luego bajo el Martyrium. Las fiestas de la Dedicación, que narra la peregrina Egeria en el siglo IV, duraban ocho días y eran las más importantes junto con la Resurrección y la Epifanía. Hoy la Iglesia sigue recordándolo con la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

En el siglo VII la reliquia de la Vera Cruz fue expolida por las tropas persas sasánidas en el ataque a Jerusalén de 614, en un momento de debilidad de los bizantinos. El emperador Cosroes II la colocó como trofeo en su palacio de Ctesifonte. Tras ser asesinado en 628, los bizantinos lograron imponerse de nuevo a los sasánidas y recuperaron la reliquia en 629. El emperador Heraclio la introdujo solemnemente en Jerusalén en 630, pero tuvo que despojarse para ello de sus galas imperiales y vestir ropas sin lujo.

Presidió la Santa Misa nuestro Consiliario, Ilmo. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, sirviendo como acólito N. H. José Cabrera. Hizo la monición de entrada N. H. Alberto Villar y la lectura y salmo el Hermano Mayor, Miguel Rodríguez-Pantoja.

En la homilía destacó D. Fernando tres puntos fundamentales en relación con esta fiesta, que conmemoramos en la capilla, al pie de Cristo Crucificado, exaltado en la Cruz como Moisés levantó la serpiente de bronce. En primer lugar, la cruz de Cristo está ligada al árbol en que pecó Adán. Este primer pecado suscitó la misericordia de Dios con el género humano. El Padre nos entrega al Hijo para sacrificarlo en un gesto universal de misericordia y amor.

En segundo lugar, nos preguntamos muchas veces por qué Dios tuvo que elegir un sistema tan cruel para la Redención del género humano. La cruz es escándalo y oprobio para la cultura de su tiempo. La respuesta está en que el hombre es cruel y mata. Jesús padeció lo indecible, como bien muestra la imagen de nuestro Santo Cristo; padeció para que nadie, a lo largo de la historia, plagada de persecuciones y sufrimientos provocados por el propio ser humano, pudiera decir que el Señor sufrió menos que él, que el Señor no lo dio todo por él.

Por último, el papel de Nuestra Señora. San Juan huyó en Getsemaní, lo mismo que el resto de los discípulos. Pero es María la que lo retiene y lo conduce de nuevo a Cristo, para que sea testigo de su Pasión. La Virgen, Corredentora.

Terminó la jornada con una copa de confraternización, donde los hermanos tuvieron ocasión de comentar las vacaciones pasadas, los trabajos presentes y lo por venir en este curso que empieza de 2018-2019.

Anuncios
Publicado en NOTICIAS | Deja un comentario

PEREGRINACIÓN A BUGOS Y AGUILAR DE CAMPOO

Terminado el curso, en torno al segundo domingo de julio, suele la Hermandad organizar un viaje de peregrinación para ver la exposición anual de Las Edades del Hombre, fundación de las diócesis de Castilla y León. En éste de 2018 se encuentra abierta en la villa palentina de Aguilar de Campoo y se programó el viaje con estación en Burgos a la ida y parada en Carrión de los Condes a la vuelta. También, como novedad, se añadió este año un día más, realizándose el viaje entre el 5 y el 8 de julio.

Según lo previsto, partió la expedición a las 7 horas del jueves 5 de julio, desde la parada de autobuses de la estación de ferrocarril. Rezó las preces el Hermano Mayor, Miguel Rodríguez-Pantoja. La primera parada se hizo para desayunar en Santa Cruz de Mudela, a las 9:30. A las 14:30 llegó la expedición al área Tudanca, en Aranda de Duero, donde tuvo lugar el almuerzo. Cuarenta minutos más tarde se emprendió la última etapa, que concluyó felizmente en Burgos a las 16:30, con llegada al Hotel Almirante Bonifaz.

A las 17:00 quedaron los peregrinos citados en el vestíbulo del hotel, donde esperaban el director de la agencia Medinalogo, Juan José Limón Luque, y la guía de turismo Loreto Esteban, encargada de enseñar Burgos aquella tarde. Partieron hacia la Catedral, recibiendo explicación de las diferentes esculturas modernas repartidas por el callejero burgalés, el monumento al Cid Campeador, el Paseo del Espolón y Arco de Santa María, que atravesaron para entrar en la plaza del Rey San Fernando, donde se alza la Catedral.

Tras la detenida visita al hermoso templo metropolitano de Santa María de Burgos, testigo de tantas páginas de nuestra historia política y artística, salieron por el claustro, para seguir el recorrido por el casco histórico, Plaza Mayor, Palacio del Condestable e iglesia de San Lesmes, terminando a las 20:15. La cena en el hotel tuvo lugar a las 21:00, concluyendo de este modo la jornada.

De nuevo en autobús, llegaron los hermanos a la Cartuja de Miraflores, cuya visita comenzó a las 12:15. Pudieron allí admirar las fantásticas obras maestras de Gil de Siloé, el retablo mayor y las tumbas de los reyes Juan II y Leonor de Plantagenet, y del infante Don Alfonso, hermano de Isabel la Católica. En el pequeño museo admiraron las obras allí expuestas, entre ellas la serie de cuadros dedicada a la Invención de la Santa Cruz. Finalmente se dirigieron los hermanos a la nueva capilla del Santísimo, habilitada en el claustro y adornada con un retablo en el que se ha colocado la magnífica imagen de San Bruno, de Manuel Pereira. El Hermano Mayor dirigió el rezo del Padrenuestro, teniendo los hermanos un momento de recogimiento.

A las 13:15 se despidieron los peregrinos de la guía Gloria Leonardo y prosiguieron viaje hasta Aguilar de Campoo, adonde llegaron a las 14:30. Les esperaba Juan José Limón para acompañarlos al restaurante Cortés, en la calle del Puente, lugar también del alojamiento.

Realizado el almuerzo, quedaron citados a las 16:30 a la puerta del hotel para comenzar la visita de la tarde, dedicada a la villa de Aguilar. Juan José Limón les presentó a la guía Paloma Jimena, residente en Aguilar de Campoo desde 2004, pero natural de Córdoba, lo que causó grata impresión a los hermanos; su familia se mantiene ligada a las hermandades del Santo Sepulcro y la Sagrada Cena.

Jimena demostró un profundo conocimiento tanto del urbanismo como del conjunto monumental que atesora la villa, ya sea desde el punto de vista histórico como artístico. A partir de las puertas del viejo cerco amurallado, llevó al grupo hasta la ribera del Pisuerga y desde allí, por el Paseo del Monasterio, hasta el antiguo cenobio premonstratense de Santa María la Real, actual instituto de Enseñanza Media y joya de la Fundación que lleva su nombre, impulsada por el arquitecto y escritor José María Pérez González, llamado Peridis.

Una vez terminada la visita al recuperado monasterio, siguió el recorrido por la calle del Puente hasta la Plaza Mayor, presidida por la Colegial de San Miguel, ahora sede de la e exposición Mons Dei, de Las Edades del Hombre. Explicó Jimena el exterior, así como distintas curiosidades heráldicas de las numerosas casonas blasonadas de los hidalgos, el barrio de la Judería y las restantes puertas de la villa. Se concluyó el recorrido a las 21:00, hora en que los peregrinos estaban citados para la cena, siempre en el restaurante Cortés. A las 23:30 se dio por concluida la jornada.

El tercer día, sábado 7 de julio, se dedicaría al conocimiento de las iglesias de la comarca. A las 9:15 esperaba la guía Dolores García Sanz, que ya había atendido a los hermanos en la peregrinación de 2016 en Valladolid. A las 9:30 partieron en autobús hacia Moarves de Ojeda, para admirar la importante potada románica de la iglesia de San Juan  Bautista, adornada con el Pantocrátor y los Apóstoles, una de las joyas del románico palentino.

A continuación se encaminaron al monasterio cisterciense de San Andrés de Arroyo, al que llegaron a las 10:30. Comenzó la visita por el conjunto de la iglesia, de sobria traza del Cister, cuyo ábside está presidido por la imagen de Nuestra Señora de la Asunción, flanqueada por las de San Benito y San Bernardo; la separa hoy del coro una cristalera enmarcada por tres arcos apuntados. A las 11:00 iniciaron la visita a la clausura monacal, comenzando por la cilla y continuando por el hermoso claustro, al que abren las principales estancias, singularmente la vistosa sala capitular. Terminado el recorrido al filo de las 12:00, marcharon hacia el antiguo monasterio de Santa María de Mave, actualmente convertido en hotel.

La visita se vio algo dificultada por los preparativos musicales de una boda que se iba a celebrar a las 12:30. Al término de la visita los peregrinos saludaron a la novia, que seOlleros de Pisuerga dirigía a contraer nupcias. La siguiente estación fue en Olleros de Pisuerga, para visitar la iglesia rupestre dedicada a los santos Justo y Pastor. Configurada por tres ábsides y dos naves, se trata del centro de culto de un eremitorio repartido por la ladera del monte, del cual se conservan al menos dos “lauras” o cuevas de eremita, una de ellas con una torre encima, construida en el siglo XVII.

Terminada la ruta matutina volvió la expedición a Aguilar de Campoo a las 14:00 para almorzar un lechazo que les habían preparado en Cortés. A las 16:15 quedaron citados los hermanos con el fin de hacer un recorrido en torno al embalse de Aguilar, en cuyas proximidades se encuentran Mudá y Vallespinoso. Recalaron primero en la iglesia de San Cebrián de Mudá, dedicada a los santos Cornelio y Cipriano, templo gótico que conserva parte de la decoración pictórica mural del Cuatrocientos, debida al Maestro de San Felices. En Vallespinoso de Aguilar subieron a la ermita roquera de Santa Cecilia, a la que se ingresa por una cuidada portada románica; en el austero interior conserva una interesante colección de capiteles. Todo ello, unido a la belleza paisajística del enclave, contribuye a potenciar la singularidad de este edificio.

De regreso a Aguilar y de acuerdo con el programa, se dirigieron los hermanos al convento de Santa Clara. Eran las 18:45 y comenzaban a caer unas gotas desde un cielo amenazador. Asistieron al rezo de Vísperas y a la Santa Misa dominical. Al término de la Eucaristía los hermanos se acercaron a la reja del coro para entregar a la priora unas estampas y tríptico de nuestros Sagrados Titulares, comentando la superiora que ya tenían conocimiento de la imagen del Santo Cristo de la Universidad. Llovía con generosidad a la salida, pero previsoramente Juan José Limón había acercado el vehículo de Medinalogo para ir rescatando a los hermanos y dejarlos en el hotel.

Con la relajada cena a las 21:00 terminó la provechosa jornada, dedicada a conocer los ejemplos más relevantes del románico palentino en el entorno de Aguilar de Campoo y culminada por la Acción de Gracias en las Clarisas.

El domingo 8 de julio estaba reservado para visitar la exposición de las Edades y regresar a Córdoba. A las 8:30 desayunaron los peregrinos y recogieron el equipaje, quedando citados a las 9:15 para subir caminando a la ermita de Santa Cecilia, situada a la mitad del cerro donde se asienta el castillo de Aguilar. Esta subida tenía el significado del ascenso a Mons Dei, el Monte de Dios, que da nombre a la exposición este año.

La iglesia de Santa Cecilia, románica en origen, del siglo XII, con añadidos góticos en el XIII, acoge las tres primeras secciones de la exposición: el pórtico “Venite ascendamus” y los capítulos I “Levanto mis ojos a los montes” y II “Del Sinaí al santuario”. En el primero se muestra, por medio de bellos paisajes de artistas contemporáneos y alguno académico, el sentido que el monte ha tenido para todas las religiones, sintoísmo, hinduismo, budismo, taoísmo, islamismo y religiones precolombinas, todas ellas representadas con piezas significativas de lo que el monte supone para ellas. El segundo recorre los episodios bíblicos donde la altura, natural o artificial responde a la búsqueda de lo celeste o al encuentro con Dios; así la Torre de Babel o Noé en el monte Ararat, Abraham en el monte Moriah, Moisés en el Sinaí, hasta llegar al santuario de Jerusalén, en el monte Sión. Todo ello fue explicado con extraordinaria fluidez por la joven guía Amor Fernández.

Bajaron luego los peregrinos del monte camino de la Colegial de San Miguel, donde se halla la segunda parte de la exposición, que consta de cinco capítulos y una despedida: III “La nubecilla del Carmelo”, IV “Cristo, el monte de salvación”, V “Una ciudad puesta en lo alto de un monte”, VI “La subida al monte de perfección”, VII “Preparará el Señor para todos los pueblos en este monte un festín” y “Descendentibus de monte”. El III y el VI hacen clara referencia al ascenso espiritual que suponen la ascética y la mística, en tanto que el IV pone énfasis en los montes de Cristo, el de las Bienaventuranzas, el Tabor, los Olivos, el Calvario, etc.; destaca aquí el hermoso Crucificado de Pereira de San Juan de la Rabanera de Soria.

El V considera la institución de la Iglesia, nacida de la Eucaristía en el Cenáculo y allí mismo confirmada por el Espíritu en Pentecostés, o sea, la entrega de la Nueva Ley en un nuevo Sinaí que es el Monte Sión. Obras variadas, antiguas y modernas, ilustran este apartado, que inciden en la Palabra, oral y escrita, y en los Sacramentos. El VII refiere la gloria de los Santos, partícipes del banquete celestial, especialmente mártires, fundadores y reformadores; sobresalen la Santa Catalina de Siloé, de la capilla del Condestable de la catedral de Burgos, el San Sebastián del Greco, de la Catedral de Palencia y la potente Santa Isabel de Hungría de Gregorio Fernández, de las Clarisas de Valladolid. La segunda parte de la exposición fue explicada por el guía José Luis Saiz, que ya había acompañado a la Hermandad en las peregrinaciones de diciembre de 2015 a Oviedo y julio de 2016 a Ávila.

Tras un breve refrigerio, al filo de las 12:00, se despidieron los peregrinos del director de Medinalogo y dejaron Aguilar de Campoo para marchar a Carrión de los Condes, donde se encuentran las reliquias del mártir cordobés San Zoilo. Muerto en 304. Llegaron los hermanos al antiguo cenobio cluniacense poco antes de las 13:00. Entraron a la iglesia, donde el Hermano Mayor dirigió las preces ante la urna que contiene los restos del mártir. N. H. Alberto Villar explicó brevemente la historia del monasterio benedictino, que fue desamortizado, pasando luego a los jesuitas y finalmente a la Diócesis de Palencia, que lo tiene cedido al actual hotel. Se detuvieron en el bello claustro de Juan de Badajoz, del siglo XVI, y seguidamente en la galilea, con la portada recuperada del viejo templo románico y los sepulcros de la familia condal de los Banu Gómez, y, finalmente, llegaron a la sacristía, para contemplar los dos magníficos ejemplares de telas persa procedentes de Córdoba, que envolvieron las reliquias de San Zoilo en su traslado a Carrión hacia 1075.

A continuación tuvieron los peregrinos la comida de despedida en el Hotel Monasterio de San Zoilo. A las 15:15 iniciaron el regreso a Córdoba, que estuvo jalonado por las preceptivas paradas técnicas y una frugal colación en Santa Cruz de Mudela. A las 00:30 del lunes 9 de julio, tal como estaba programado, hicieron felizmente su entrada en Córdoba; con plácemes por el viaje, se despidieron hasta próxima ocasión. Laus Deo.

 

Publicado en NOTICIAS | Deja un comentario

SANTA MISA DE FIN DE CURSO

El día 29 de junio de 2018, solemnidad de San Pedro y San Pablo, celebró la Hermandad Universitaria la Santa Misa en acción de gracias por este curso que ahora termina. Presidió la ceremonia el Consiliario D. Fernando Cruz-Conde, ocupando la mesa de Oficiales el Hermano Mayor, Miguel Rodríguez-Pantoja, y su Junta de Gobierno. Prestó servicio de acólito N. H. José Cabrera y acompañó al órgano Clemente Mata. Las lecturas corrieron a cargo de N. H. María Teresa Dabrio.

D. Fernando destacó en la homilía la importancia de esta solemnidad, dedicada a los pilares de la Iglesia, que permanece incólume bajo el impulso del Espíritu Santo. Buena muestra es la cantidad de grandes papas de la Época Contemporánea, desde el Beato Pío IX hasta San Juan Pablo II, a pesar de la persecución y las pruebas a la que está constantemente sometida, lo que nos confirma las propias palabras de Cristo, de que “las puertas del infierno no prevalecerán sobre Ella”. Pero Cristo pregunta a sus discípulos: “Y vosotros, ¿quién decís que soy Yo?” Esta es una pregunta respondida por Pedro, como futura cabeza de la Iglesia, pero es una pregunta que el Señor nos hace a cada uno de nosotros. Esta Hermandad le responde con Cristo Crucificado, de un modo que quiere ser radical, lo que tiene el significado de volver a las raíces, despojándose de todas las adherencias que el tiempo ha ido añadiendo. Ora la Iglesia y ora con Cristo, gracias al Espíritu, para ser oída por el Padre.

Terminada la Eucaristía, el Hermano Mayor tomó juramento y dio ingreso a los nuevos hermanos Javier e Ignacio González Jurado. Seguidamente repartió los codales doctorales a los hermanos que lo habían solicitado. Finalmente se procedió a entregar a D. Fernando Cruz-Conde un presente para agradecerle su labor como Consiliario de la Hermandad, su proximidad y su constante protección, con motivo de celebrarse sus Bodas de Plata Sacerdotales, que se cumplieron el pasado 12 de junio. En primer lugar le hizo entrega el Hermano Mayor de una reproducción del Cáliz de la Última Cena, que se venera en la Catedral de Valencia, regalo que D. Fernando recibió visiblemente emocionado. Seguidamente el Vicehermano Mayor, Alberto Villar, explicó el significado del siguiente obsequio: una reproducción sobre lienzo de la foto, tratada a modo de óleo, que sirvió de fuente para el cuadro que se le regaló en el homenaje del pasado 9 de junio, obra del pintor Miguel Ángel Arroyo. Este lienzo, del mismo tamaño que el original de Arroyo, se había preparado ante la contingencia de que el artista no terminara a tiempo su obra, cosa que afortunadamente no sucedió. Ahora la Hermandad se lo ofrece a su Consiliario como colofón de aquella efeméride.

La jornada concluyó con una grata convivencia de los hermanos en un cercano restaurante, despidiéndose al terminar hasta el próximo curso y deseando buen viaje a los hermanos que peregrinan este año a Aguilar de Campoo, para celebrar la Eucaristía en el Monasterio de Santa Clara y visitar la exposición Mons Dei de Las Edades del Hombre.

Publicado en NOTICIAS | Deja un comentario

BODAS DE PLATA DE DON FERNANDO CRUZ-CONDE

Con motivo de cumplirse veinticinco años de su ordenación sacerdotal, su parroquia de San Salvador y Santo Domingo de Silos (La Compañía) ha organizado un homenaje a nuestro Consiliario, D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil. Desde hace muchos meses, la fecha prevista para este acto era el 12 de junio de 2018, día de las Bodas de Plata Sacerdotales de D. Fernando y de sus otros tres compañeros, D. Joaquín Alberto Nieva, D. Agustín Moreno y D. José Juan Jiménez Güeto. Todos ellos fueron ordenados ese día de 1993 en Sevilla por el Papa San Juan Pablo II, presente en la ciudad con motivo del Congreso Eucarístico Internacional.

Sabiendo que D. Fernando no es dado a este tipo de celebraciones, “por el peligro de emocionarse”, como él mismo confesó en la homilía, la comisión formada para preparar el acto acordó llevar las gestiones con la máxima discreción, para que constituyera una sorpresa para el homenajeado. Integraron la comisión, presidida por el Vicario, D. Fernando Lavirgen, miembros de las distintas organizaciones parroquiales, siendo invitado a formar parte de la misma N. H. Alberto Villar, Vicehermano Mayor. Se decidió finalmente que el acto central fuera una de las misas de la parroquia, presidida por D. Fernando, a la que se convocaría a una representación de las instituciones a las que había prestado servicio durante estos veinticinco años.

Finalmente los cuatro sacerdotes consiguieron del Papa Francisco que los invitara a concelebrar misa con él el día 12 en Santa Marta, razón por la cual fue preciso adelantar la fecha del homenaje al día 9 de junio, sábado. A las 20:00 h. se llenó la iglesia de La Compañía con gentes venidas de los pueblos de la provincia en los que D. Fernando había ejercido como párroco, de los muchos amigos que había dejado en ellos, lo mismo que las representaciones de las parroquias de Córdoba por donde ha pasado, de las órdenes religiosas, de las hermandades en las que es Consiliario,  de la iglesia del Juramento de San Rafael, de la que es rector, de la Real Academia de Córdoba, a la que pertenece y, naturalmente, toda la feligresía, con especial presencia de Cáritas parroquial, y miembros de su familia y amigos.

Concelebraron con D. Fernando los sacerdotes de la parroquia, D. Fernando Lavirgen y D. Juan Moreno, anterior párroco, y otros compañeros en el ministerio que quisieron sumarse a tan entrañable acto. Ya desde el comienzo manifestó D. Fernando su sorpresa, al percibir la presencia de tanta gente y solemnidad. Hicieron las lecturas y oración de los fieles distintos miembros de la organización parroquial, estando la primera de ellas a cargo de nuestro Hermano Mayor, Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez.

La homilía, improvisada, dada la situación, fue un hermoso resumen de sus veinticinco años sacerdotales. Comenzó destacando la providencial circunstancia de que la celebración hubiera recaído precisamente en este día en que la liturgia conmemora el Corazón Inmaculado de María. Refirió el origen de su vocación, llamada tardía, puesto que había ejercido la abogacía durante una década. Más ben, como había comentado alguna vez con D. Juan Moreno, se había tratado de una “respuesta retrasada”. Realizó los estudios eclesiásticos durante tres años y medio y fue ordenado con licencia, aprovechando la venida a Sevilla del Santo Padre Juan Pablo II. Tuvo sentidas palabras para los feligreses de los pueblos donde había servido, citando expresamente las aldeas de Carcabuey. Agradeció que le hubieran preparado estas bodas de plata, porque las de oro, era evidente que no iba a poder celebrarlas, por razones de edad. Para terminar pidió perdón por los errores que hubiera podido cometer y agradeció aquel acto entrañable a los hermanos en el sacerdocio, organizadores y fieles asistentes.

Acompañó la solemne celebración litúrgica el coro parroquial y, al término de la misma, D. Juan Moreno, canónigo emérito, procedió a dar lectura a la Bendición Apostólica de Su Santidad el Papa Francisco. Numerosos asistentes se acercaron a felicitar a D. Fernando durante largo rato.

A continuación pasaron los concurrentes al patio rojo del Colegio de la Inmaculada, el antiguo colegio de la Compañía anejo a la iglesia, donde se ofreció una convivencia que resultó sumamente animada. En el transcurso de la misma se proyectó un vídeo de recuerdos de la actividad de D. Fernando, realizado a partir de fotografías aportadas por familiares y allegados, que incluía declaraciones y saludos de amigos y comunidades que no habían podido asistir a la celebración, especialmente las carmelitas de Santa Ana. Llamó poderosamente la atención la presencia de D. Fernando en Calcuta, donde pasó tres veranos con las Misioneras de la Caridad, porque muchos desconocían la devoción que profesa a Santa Teresa de Calcuta.

Condujeron el homenaje Gregorio Nogales, autor del vídeo, y Elisa Trucios, que agradecieron la presencia a las instituciones, comunidades y parroquias y destacaron los valores del servicio de D. Fernando. En señal de gratitud se le hizo entrega de un lienzo, pintado al óleo por Miguel Ángel Arroyo González, realizado a partir de una fotografía de la ordenación sacerdotal, en la que San Juan Pablo II abraza a D. Fernando Cruz-Conde. El homenajeado agradeció los muchos aplausos, sorprendido por la cantidad de fotografías que se habían reunido de su vida apostólica, a las que nunca había prestado mucha atención, y, naturalmente, la celebración de aquella fiesta que culminaba con la entrega de tan precioso recuerdo.

La Hermandad Universitaria se sumó al homenaje, representada por el Hermano Mayor, el Vicehermano Mayor y la Tesorera; algunos hermanos más que se habían inscrito no pudieron asistir por razones familiares, de salud, o compromisos adquiridos previamente. Las cantidades recaudadas para la celebración, así como la cuestación de la Santa Misa, una vez descontados los gastos, serán destinadas a Cáritas parroquial de La Compañía, en señal de fraternidad.

Publicado en NOTICIAS | Deja un comentario

CORPUS CHRISTI

El pasado domingo 3 de junio de 2018 celebró la Iglesia la Solemnidad del Corpus Christi. Como todas las Hermandades, la Universitaria fue invitada a participar en el pontifical y procesión solemne del Cuerpo de Cristo en la Catedral de Córdoba.

Los hermanos se dieron cita, según lo acostumbrado desde el pasado año, en el Campo Santo de los Mártires, desde el que se dirigieron, por la Judería, al primer templo. El Hermano Mayor ocupó el lugar reservado a los responsables de las cofradías, mientras que el resto de la representación fue este año invitado a ocupar un sitio entre el numeroso público asistente al pontifical.

A las 19:00 h. comenzó la Solemne Eucaristía y, a continuación, salió la procesión, presidida igualmente por el obispo D. Demetrio Fernández González. La Hermandad Universitaria, representada por el Estandarte y cuatro varas, encabezó en el cortejo a las hermandades no sacramentales del Martes Santo, de acuerdo con el orden de antigüedad. En una tarde de clima primaveral excelente, la procesión discurrió, como el pasado año, por el Patio de los Naranjos, Puerta del Perdón, Magistral González Francés, siguiendo por Cardenal González hasta la Cruz del Rastro, Ronda de Isasa y Triunfo. Aquí estaba elevado el altar principal, en el que se colocó el Santísimo para la bendición solemne, previa alocución episcopal.

Las Hermandades habían alzado, como de costumbre, cuidados altares al paso del Señor. La Custodia entró en la Catedral a las 23:00 h, formando la Hermandad, con todas las demás, el pasillo de honor a Jesús Sacramentado.

Publicado en NOTICIAS | Deja un comentario

FIESTA DE REGLA DEL SANTO CRISTO DE LA UNIVERSIDAD

Como marca el Estatuto, se celebró solemnemente la Fiesta de Regla del Santo Cristo de la Universidad el Jueves de Corpus, 31 de mayo de 2018. Se inició el culto con el devoto besamedalla, a las 18:30, mantenido hasta las 20:30. El altar se dispuso, como de costumbre, con veinte faroles a los lados de la venerada imagen de nuestro Titular; bajo sus pies, un centro de estátices morados y ante el altar, otro de claveles blancos.

Comenzó la Solemne Eucaristía a las 21:00, presidida por el Consiliario de la Hermandad Ilmo. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil. Abrió la comitiva N. H. Alberto Villar Movellán, en función de fiscal, seguido del cuerpo de acólitos, NN. HH. José Cabrera Torres, Daniel Luque Ramírez, Eduardo Rodrigo Hidalgo Martínez, Juan Carlos Jiménez Díaz, con cruz, ciriales y turífero, cerrando el celebrante.

Presidió la mesa de Oficiales el Hermano Mayor, Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez, con NN. HH. Amalia Hidalgo Fernández, Tesorera y Alberto Villar Movellán, Vicehermano Mayor. Hizo la lectura y salmo N. H. María Teresa Dabrio González. El acompañamiento musical corrió a cargo del organista de la Catedral, Clemente Mata, con las voces de Ana Isabel Caballero, María Dolores Molina, sopranos, y María Teresa Romera, contralto. Sonó Coral de G. Ph. Telemann, a la Entrada, Kyrie de la Misa de Angelis, Alleluia gregoriano; al Ofertorio, Ubi caritas et amor, de Jacques Berthier (Taizé), Comunión, Panis Angelicus, de César Frank y Final, Salve Regina gregoriana.

En la homilía señaló D. Fernando la feliz circunstancia de que la fiesta del Santo Cristo de la Universidad viniera a coincidir con la celebración litúrgica de la Visitación de Nuestra Señora. María se pone en camino para auxiliar a su prima Isabel; le lleva a Cristo que, desde su vientre, concede la primera gracia, librando al primo Juan de la mancha original. Cuando llegue el momento del Calvario, el mismo Cristo nos la dará como Madre en la figura de su otro primo Juan, el Evangelista. María, siempre medianera, es el cauce de las gracias de Dios. María, receptora del Espíritu en la Encarnación, lo proyecta luego como Madre de la Iglesia en Pentecostés. María, portadora de Cristo es sagrario y eucaristía, como lo corrobora su presencia en el supremo sacrificio del Calvario.

Hoy, Jueves de Corpus, recordamos así que la Eucaristía es el signo de nuestra fe. Tomás tocó y creyó en Cristo Resucitado. Tomás que Aquino, en el precioso Adoro te devote, valora que en la Cruz se escondía la divinidad de Cristo, pero en el pan eucarístico se esconde también la humanidad de Jesús, de modo que creemos en lo que no vemos y lo creemos porque nos fiamos de la palabra de Cristo. Hizo referencia igualmente a las santas mujeres de la Iglesia que, siguiendo al Espíritu, como María, nos han revelado mediante percepciones privadas el Corazón de Cristo, caso de Margarita María de Alacoque, de la Orden de la Visitación, en el siglo XVII, o la Misericordia de Cristo, Faustina Kowalska, en el siglo XX.

Tras la homilía hicieron los hermanos pública Protestación de Fe; impuso el Hermano Mayor la insignia dorada a los miembros de la Junta de Gobierno, NN. HH. Amalia Hidalgo Fernández y Daniel Luque Ramírez, y se recibió como nueva hermana a Rosa Natividad Pérez Moreno, que juró Reglas, pasando luego todos los hermanos presentes a renovar su juramento.

Terminó la Solemne Eucaristía con el canto de la Salve Regina, desplazándose acólitos y celebrante a la capilla sacramental para hacer los honores a Nuestra Señora de la Presentación. Seguidamente salió la Junta de Gobierno a la puerta con estandarte y dos faroles, acompañada por los acólitos con cruz y ciriales, para recibir al Corpus de San Lorenzo, organizado ejemplarmente por la Hermandad de Ánimas. Agradeció la acogida la Hermana Mayor, Rosario Castelló, ofreciendo nuestra Hermandad un ramo de flores blancas al Santísimo Sacramento.

Finalmente los hermanos y el Consiliario se reunieron en convivencia en el patio de calle Roelas, junto a la capilla, para asistir a la proyección del corto Carrera Oficial, que, editado por N. H. Alberto Villar, recoge el paso de la Hermandad Universitaria por el nuevo itinerario en torno a la Catedral. Ilustrado con música de Marco Frisina y Zoltán Kodály, explicó el editor que lo había construido a modo de oración; lo dedicó al Hermano Mayor, Miguel Rodríguez-Pantoja, por haber sido quien consiguió nuestra entrada en Carrera Oficial y porque en esa misma tarde había dado su última clase en la Universidad. Laus Deo.

Publicado en NOTICIAS | Deja un comentario

FIESTA DE LA SÁBANA SANTA

El 4 de mayo se celebra en Turín la fiesta de la Sábana Santa, instituida en 1503 por el papa Julio II, al día siguiente de la fiesta de la Invención de la Santa Cruz. La Hermandad Universitaria se suma a esta celebración con la Santa Misa de la Sábana Santa, que, con categoría de memoria, se puede decir en el resto de la Iglesia, como, de hecho, lo viene haciendo la Hermandad cada año en esa fecha.

Trasladada la réplica de la Síndone al oratorio que se prepara en la planta alta de la iglesia del Juramento, todavía no inaugurado, se dijo la misa en la capilla de nuestros Titulares, ante el Santo Rostro de la Sábana Santa que trajeron los peregrinos en la Ostensión de 2010.

Presidió la Eucaristía el Consiliario, D. Fernando Cruz-Conde, asistiéndole como acólito N. H. Alberto Villar. D. Fernando destacó en la homilía el significado de la fiesta, haciendo hincapié en el hecho providencial de que coincidieran las fechas de la dedicación del templo del Juramento y de la fiesta de la Sábana Santa, una reliquia que se veneraba allí gracias a la presencia, también providencial, del Santo Cristo de la Universidad. Hizo la monición N. H. María Teresa Dabrio y la Lectura y Salmo el Hermano Mayor, Miguel Rodríguez-Pantoja.

Publicado en NOTICIAS | Deja un comentario