LUZ DE CRISTO. ESTACIÓN DE PENITENCIA 2012

Todo dispuesto en orden de revista, en la mañana del jueves de Pasión, 29 de marzo de 2012, se abrieron las puertas de San Pedro de Alcántara, para que una gran cantidad de cofrades, profesores, personal de administración y servicios y alumnos de la Universidad y devotos pasaran a rendir homenaje a nuestros Titulares en el marco irrepetible del templo donde se bendijeron, que era su casa desde la fundación de la Hermandad Universitaria, hace veintitrés años.

A las 11:21 h. el rayo de sol que penetra a diario por la ventana del lado del Evangelio se hizo Luz de Cristo, bañando por última vez el cuerpo muerto del Santo Cristo de la Universidad. Poco después llegaron los alumnos de la Escuela de Magisterio Sagrado Corazón, dirigidos por el profesor Vicente Ferrer Repullo, a quienes explicó el Vicehermano Mayor la historia de la Hermandad y las particularidades de los Sagrados Titulares. Al filo del mediodía la Hermandad recibió la visita del Presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, Juan Bautista Villalba Cabello. Se cerraron las puertas a las 14:00 h., para proceder a los últimos toques previos a la estación de penitencia.

Los hermanos fueron llegando puntualmente a partir de las 18:30 h. Ilusionados quienes por primera vez vestían el hábito alcantarino de la Hermandad; nostálgicos quienes lo hacían ya por cuarta vez; suspendidos en el ánimo todos, ante el reto de un cambio de sede, de un camino nunca recorrido. A las 20:00 h., cuando se estaba terminando la investidura de las túnicas, se presentó el Ilmo. Sr. D. Joaquín Alberto Nieva García, Canciller-Secretario General del Consejo Episcopal de la Diócesis de Córdoba. Venía acompañando a S. E. el Cardenal Velasio de Paolis C. S., Diácono del Gesù Buon Pastore alla Montagnola, Presidente Emérito de la Prefectura para Asuntos Económicos de la Santa Sede y Delegado Pontificio para la reforma de la Legión de Cristo. Fueron recibidos por el Hermano Mayor, Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez, quien les informó acerca de las características de nuestra Hermandad y sus Sagrados Titulares. Tanto S. E. como los sacerdotes que le acompañaban quedaron impresionados por la unción sagrada del Santo Cristo y de la Virgen addolorata.

A las 20:30 se celebró la Misa del Paso, presidida por el Ilmo. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, Arcediano del Cabildo de la S. I. C. y Rector del Juramento de San Rafael. En la oración de los fieles, por indicación de la Hermandad, pidió el celebrante por todos los miembros del Seminario Redemptoris Mater del Camino Neocatecumenal, para que el Señor permitiera en él la formación de muchos y santos sacerdotes, y dio gracias por los años que la Hermandad ha podido servirse de este templo. A continuación se formó la cofradía, tras la salutación del Hermano Mayor y las recomendaciones del Diputado Mayor de Gobierno.

Cuando daban las 10 de la noche en el reloj de la Catedral se abrió por última vez la puerta de San Pedro de Alcántara para que la atravesaran las veneradas imágenes del Santo Cristo de la Universidad y Nuestra Señora de la Presentación. La plaza se encontraba llena de pueblo fiel, que asistía en devoto silencio a las operaciones de salida. Cerrando la procesión iban el P. Cruz-Conde, revestido con capa pluvial, y dos acólitos con albas, seguidos por D. Juan Antonio Caballero Molina, Vicerrector de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la UCO, en representación del Rector, D. Eulalio Fernández Sánchez, Decano de la Facultad de Filosofía y Letras, y D. Santiago Góngora Álvarez, Hermano Mayor de la Hermandad del Vía Crucis del Santo Cristo de la Salud. Nos acompañaba también como acólito D. Bonifacio Gómez, Hermano Mayor de la Hermandad de Nuestra Señora del Tránsito, a la que pertenecían también los otros tres acólitos de la Virgen, y como contraguía, N. H. D. Antonio Leiva Moreno, Hermano Mayor de la Hermandad de la Buena Muerte. Igualmente destacamos la presencia de los acólitos de la Cruz parroquial, pertenecientes a la Hermandad del Amor, y el servicio prestado en diferentes funciones por Jacinto Aranda, Pablo Millán, Antonio José Romero y José Gil. A todos agradece la Hermandad Universitaria su presencia y colaboración. Tras la comitiva se cerraron discretamente las puertas de San Pedro de Alcántara.

Este año entró la Hermandad en la Catedral por la Puerta del Perdón, ingresando en las naves catedralicias por la Puerta de las Palmas, hasta llegar a la capilla de Villaviciosa. El Santo Cristo hizo parada ante el antiguo arco, de ornamento renacentista, que hoy da paso a lo que fuera presbiterio de la antigua capilla mayor, en recuerdo de que en este lugar fue consagrado este edificio como catedral. Siguió la procesión por la nave extrema de la Epístola de la Capilla Mayor y Coro, para girar al sur a la altura de la puerta lateral de El Sagrario. Ante el Santísimo, que preside la que ha sido hasta ahora nuestra parroquia, hicieron estación los hermanos y los pasos, para seguir por la nave principal de El Sagrario hasta la puerta del Patio de los Naranjos, saliendo de éste por la de Santa Catalina. El Santo Cristo hizo paradas en la Plaza de la Almagra, frente a la calle dedicada al imaginero Juan de Mesa, en la Parroquia de San Andrés, en el pequeño altar colocado por La Faena, cenáculo del cuerpo de capataces, y en el retablo cerámico de Nuestra Señora de Villaviciosa, en la calle de su nombre. Aquí esperaba la Junta de Gobierno de esta Hermandad de San Lorenzo, nuestra nueva parroquia, encabezada por su Hermana Mayor, Dª. María Dolores Zamora Rodríguez, para dar la bienvenida a la Universitaria, ofreciendo sendos ramos de flores a los Titulares y acompañando en el cortejo hasta San Rafael. A lo largo del recorrido sonaron bellísimas saetas. En todo momento fue excelente el trabajo de las cuadrillas dirigidas por el cuerpo de capataces al mando de N. H. Enrique Garrido Montero y ejemplar el respetuoso silencio guardado por el pueblo de Córdoba al paso de nuestra Hermandad, lo que agradecemos de todo corazón, porque es esencial para nuestra estación de penitencia.

Ya en la puerta de la nueva sede, la iglesia del Juramento de San Rafael, esperaba la representación de la Hermandad del Calvario, presidida por el Hermano Mayor, D. Rafael Guerra Gutiérrez, y en el portal del templo, la Hermandad de San Rafael, como anfitriona, con su Hermano Mayor, D. Julián Hurtado de Molina, y la Asociación del Apostolado de Fátima. De todas recibieron nuestros Titulares hermosas ofrendas florales, que nosotros devolvemos en oraciones para que a todos sus miembros los colmen de bendiciones. Desde aquí trasmitimos nuestro más profundo agradecimiento por el recibimiento otorgado a esta humilde Hermandad, que desde el primer momento ha sentido el amor de las Hermandades vecinas y de todo el barrio. La puerta del Juramento de San Rafael se cerró a la 1:30 de la madrugada del viernes 30 de marzo de 2012, momento histórico en el que la Hermandad Universitaria hizo su entrada en el emblemático templo del Custodio de Córdoba, a cuyo cobijo se acoge en el recuerdo del Padre Roelas. Gaudeamus igitur. Laus Deo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en INICIO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s