FIESTA DE SANTO TOMÁS DE AQUINO

El pasado jueves, 28 de enero de 2010, tuvo lugar la celebración de la Solemne Eucaristía de Regla de la Hermandad Universitaria en honor de su titular Santo Tomás de Aquino, Doctor Angélico y Patrón de la Universidad. La ceremonia fue presidida por D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, Vicario General de la Diócesis de Córdoba y concelebrada por D. Antonio José Gama Cruz, colaborador del Secretariado Diocesano de Pastoral Universitaria, asistiendo a la liturgia como Diácono D. German Balmore Gómez, del Seminario Misionero Redemptoris Mater “Nuestra Señora de la Fuensanta”, con sede en San Pedro de Alcántara. El acompañamiento musical corrió a cargo de Clemente Mata, organista de la S. I. Catedral de Córdoba, y las voces de José Antonio Moruno y Concepción Muñoz.

La mesa de oficiales estuvo presidida por  el Hermano Mayor, D. Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez, acompañado por las representaciones de la Universidad de Córdoba, en la persona de D. Juan Antonio Caballero Molina, Vicerrector de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, de la Hermandad de Nuestra Señora de Fátima, con su Hermano Mayor, D. José Antonio Rivas Pacheco, a la sazón Vocal de Espiritualidad de la Agrupación de Cofradías, y de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Córdoba, con los Hermanos Mayores saliente, D. Antonio Grande Fernández, y entrante, D. Bernabé Jiménez Roldán, así como varios miembros de su Junta de Gobierno.

En la homilía destacó el Señor Vicario General el trascendental papel de Santo Tomás de Aquino en el mundo de la Filosofía y su reconocimiento de que toda su ciencia reposaba en la contemplación del Crucificado. A este propósio se refirió al Crucificado que está haciendo la Hermandad Universitaria, ante el que los hermanos podrán contemplar, como Santo Tomás, el misterio salvífico de Cristo Redentor y considerar la gloria del sepulcro vacío, simbolizado en los santos lienzos que las mujeres encontraron en la mañana de aquel primer Domingo de Resurrección.

A continuación se hizo la acostumbrada protestación de fe, con renovación del compromiso de  los hermanos ante el Libro de Reglas. Con carácter extraordinario se realizó una colecta a beneficio de los damnificados por el terremoto de Haití. La ceremonia terminó con el canto de la Salve Regina, dedicado a Nuestra Señora de la Presentación.

Finalizó la jornada en honor a Santo Tomás de Aquino con una convivencia en la Casa de Hermandad, a la que asistieron los celebrantes, representaciones y un nutrido número de hermanos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en INICIO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s